Campaña de detección y prevención de Hepatitis Virales

Las hepatitis virales constituyen una importante problemática de salud. De ellas, las infecciones por virus de la Hepatitis B y C son las de mayor riesgo debido a que pueden progresar a infecciones crónicas, con progresión a cirrosis y hepatocarcinoma.

La hepatitis crónica por virus C (HCV) es una de las principales causas de enfermedad hepática crónica en todo el mundo. Por estudios de estimación de prevalencia,  se cree que existen más de 184 millones de personas que han tenido contacto con el virus en el mundo,, lo que representa el 2,8% de la población mundial. De  ellos, 130-150 millones puede estar crónicamente infectado y más del 90% lo desconoce. El número de muertes por año debido a enfermedades relacionadas a HCV continúa incrementado, siendo la principal causa de muerte por enfermedad hepática, y la etiología más frecuente de trasplante hepático en EEUU.  En Argentina, según el Ministerio de Salud de la Nación, la tasa de prevalencia de la enfermedad es de 0,8/100 mil habitantes en el año 2012.

La infección por el virus de la Hepatitis B (HBV) también constituye una causa de enfermedad hepática crónica.  Si bien en Argentina se observa una prevalencia menor al 2% de HBsAg en bancos de sangre, la posibilidad de infección es alta.

Las via de transmisión de estos virus es por contacto sexual, uso de drogas, transmisión vertical de madre a hijo, exposición a sangre u otros hemoderivados no controlados, receptores de trasplante de órganos o transfusiones antes de 1992.

Un simple análisis de sangre permite conocer la posible exposición a estos virus, descartar la infección y también realizar un tratamiento correcto.  Si bien existe una vacuna disponible para la Hepatitis B (ya incluida en el Calendario Nacional de Vacunación desde el año 2000), muchas personas mayores no están vacunadas y se encuentran en riesgo de infección.  EL diagnostico de estas enfermedades realizado en el momento oportuno, permite un tratamiento con una alta tasa de respuesta, de ahí la importancia de su detección. Estos tratamientos están garantizados por el Programa Nacional y Provincial de Hepatitis Virales.

 

Quienes deben consultar?
  • Personas con conductas de riesgo: consumo de drogas endovenosas; drogas inhaladas; múltiples parejas sexuales
  • Exposición de riesgo: Hemodiálisis prolongada, exposición percutánea/parenteral en situaciones no reguladas; trabajadores de la salud, exposición a elementos punzocortantes contaminadas con sangre de pacientes infectados con HCV
  • niños de madres infectadas
  • receptores de transfusiones u órganos de donantes que posteriormente fueron identificados como infectados por HCV, o receptores antes de 1992, o receptores de factores de coagulación producidos antes de 1987
  • Pacientes HIV; enfermedad hepática crónica y/o hepatitis crónica
  • personas nacidas o residentes de zonas de alta prevalencia

 

Donde consultar?

Puedes acercarte para cualquier consulta, realizar los análisis correspondientes y recibir asesoramiento a nuestros consultorios.

Consultorios Externos de Unidad de Higado: Pabellón Central 1 y 70, planta baja. De lunes a viernes de 8 a 13hs.